Ilustradora de Acuarela

ANE OA

Dibujar, es algo que he hecho desde siempre. 

Antes de aprender a hablar, ya pasaba horas y horas garabateando, era algo que me salía hacer naturalmente. Recuerdo mi infancia dibujando todas las partes traseras de los papelitos de propaganda que llegaban a casa de mis padres y abuelos. 

En la adolescencia empecé a leer cómics, y en ellos, descubrí la acuarela. Fue quizás la novela gráfica de Dave McKean, “Orquídea Negra”, la que más me influyó e impulsó a utilizar por primera vez esta técnica. Cuando la descubrí, me enganché y realicé mi primera novela gráfica corta, que publicaron en la revista The Balde.

Ane OA Ilustradora de Acuarela

Debido a mi gran interés por el dibujo y la acuarela, decidí realizar la carrera de Bellas Artes en Bilbao, y allí, descubrí la magia de llevar un cuaderno de bocetos siempre conmigo.

 Fue tal el descubrimiento, que cada día pasaba muchas más horas dibujando con acuarela en ese cuaderno, que realizando las obras más elaboradas que tenía que presentar. Llevar un cuaderno en la mochila en el que poder pintar en cualquier lugar, me parecía alucinante. 

Al terminar la carrera, pasé un año trabajando con el pintor JR Amondarain, realizando la obra para la exposición Tiempo y Urgencia del Museo Artium de Vitoria. Después ese periodo, tuve bastante claro que quería ser ilustradora, y tras ver mis cuadernos, un amigo me convenció para inscribirme en la Escola Massana de Barcelona, y realizar la titulación en Il.lustració. 

Durante ese periodo, mi obra fue expuesta en la Feria de Bolonia, Guillotina y en el Flic entre otros. Después, cuando terminé la titulación, me concedieron dos becas; primero la beca de Impresión Experimental Xavier Nogués, y después, la beca Xarxa Fp con la que fui a Berlín a trabajar como ilustradora en la residencia de artistas GlogauAir. 

 

Allí empecé a ver la realidad; había demasiados artistas, y demasiadas cosas en el mundo ¿para qué iba a crear obra nueva?

  No tenía sentido… y entonces, tuve una gran revelación: no tenía que inventar nada nuevo, solo tenía que dibujar lo que me rodeaba, las cosas, lo que sucedía, …. 

Me parecía mucho más significativo dibujar a la gente que subía al metro, y a los artistas trabajando en sus estudios, que inventar una ilustración que representase algo que ya me ofrecía la realidad.

  Cuando la beca terminó, pasé un tiempo creando nuevos proyectos que no vieron la luz, para más tarde, retomar mi cuaderno de viaje, en el que empecé a dibujar cada día lo que me rodeaba en acuarela.

Allá por el 2019 fui premiada en el concurso de pintura joven Ibercaja, lo que me dio la confianza que necesitaba, para lanzarme al mundo de la ilustración al completo y a mi manera. 

Me siento muy feliz de poder dedicarme a ello cada día.

cuadro de acuarela abstracta

Premio Pintura Joven Ibercaja 2019

Ésta obra representa una sociedad embriagada por el medio digital. Una sociedad dominada por informaciones instantáneas que nos alejan del tiempo transformador y la verdad.

Mediante una conversación entre técnicas líquidas y sólidas he querido crear un retrato
metafórico de la era digital, mostrando un sujeto que se fragmenta al perderse en un exceso
de informaciones que al acercarse se disuelven. 

El sujeto trata de llegar a alguna parte,
degradándose por el camino, pero todo es una ilusión.

ANE OA